Nuestros granjeros confiesan "sus conquistas"