Rosa y Leire se olvidan de su tía y se dejan llevar: “El susto se lo va a llevar igual”