Una pregunta indiscreta de Antonio acaba con su cita de forma fulminante: “No me he ido porque tengo educación”