Miquel, sobre Sonia: “Está gordita, pero está bien porque los bebés crecerán sanos”