Ismael, a punto de salir corriendo al ver la peluca de Fernando