Antonio está harto: “Los hombres casados están destrozando el mundo gay, me cansa que nos utilicen por el morbo”