Carlos: “Soy virgen, es la clave de la felicidad”