Holanda se carga a Francia con una contra de manual: Kluivert coge la espalda y Boadu se alía con la suerte (2-1)