Canguros y cacatúas, la familia se deja impresionar por las maravillas de Australia