Una propietaria es acompañada por un militar ruso por miedo a sus vecinos morosos: "No quiero que me maten"