Sergio y Cristina derrochan simpatía pero lo pierden todo en la 'ronda final'