María y Rosario pierden todo en la ronda final y vuelven a casa sin ganar un solo euro