Jesús ve cumplido su sueño: padre e hijo ganan en el tercer intento