Eduardo y Verónica consiguen un pequeño pellizco del premio para su hipoteca