Sandra tiene seis años más de los que aparenta: nuestros concursantes pierden 6.000€