La intuición de Diego pone a Dani Martínez a bailar una muñeira sobre el atril