Virginia lo tiene claro en el zoom: “¡Por ahí andas!”