Arlequín nos despista: madre e hija pasan por los pelos a la final