Messi consigue el récord. Ya es el máximo goleador de la historia con un mismo club