El Mago Elmer destapa el truco con el que los trileros playeros estafan a los turistas