La lluvia mantiene en vilo a la provincia de Orense