Leonor llega a Oviedo a golpe de selfie, sonriente y relajada antes de su debut