La presunta asesina de sus hijos en Godella opositó en el Ayuntamiento de Rocafort