De cumplirse la condena de sedición, Oriol Junqueras podría pasar 12 años en la cárcel