Problemas neurológicos o trombos en piernas y pulmones: las secuelas que puede dejar el coronavirus