Las mascarillas quirúrgicas no valen para los espacios cerrados, según un investigador del CSIC