Las salinas de La Palma, otro negocio destrozado consecuencia de las cenizas del volcán: más de 150.000 euros de pérdidas