Miguel Cabello lleva toda la vida criando ovejas merinas negras, especie en peligro de extinción