Las insalubres condiciones en las que viven varios senegaleses que trabajan en el campo