Las quejas de los habitantes de la isla de Ons, en Pontevedra: no quieren que sea declarada Patrimonio de la Humanidad