10 furgones de la Policía Nacional vigilan el barrio de Salamanca de Madrid para evitar protestas masivas