Una funcionaria del SEPE, a punto de llorar: “No nos da la vida, tenemos ataques de ansiedad”