121 armas y más de 1.000 cartuchos: así era el arsenal del joven de Béjar