Javier Bosque: "Lo que vi no era nada místico, era algo tecnológico, especial"