F. Cámara: "A ningún país le gusta reconocer que en su espacio aéreo ocurren cosas raras"