Iker Jiménez: “Para Goya no había ni buenos ni malos, la barbarie era de unos y de otros”