Un edificio abandonado con espíritus aterroriza a los habitantes de Cantabria