Entramos en ‘La casa de los golpes’ y descubrimos el origen de los ruidos