Iker Jiménez desvela el lugar más apasionante que conoció cuando llegó a Madrid con 14 años