El anticristo se saca un selfie con unos turistas en la ‘Puerta del Diablo’ de una iglesia del siglo XII