Las lágrimas de los jugadores de la Selección con el oro al cuello y escuchando el himno de España