Yolanda Ramos no empieza con buen pie: se queda dormida, llega tarde y le cae la regañina de Risto