Nacho Duato dejó de anotar en su diario tras fallecer su hermana de SIDA: “No podía escribir que había muerto”