Risto pone en un aprieto a Valls, candidato a la alcaldía de Barcelona que no sabe cuántas líneas de metro hay