La llamada de una vecina pone en aviso de un posible caso de violencia de género