La primera entrada de Meritxell en un prostíbulo: "Te miran como si fueras un objeto"