Stoichkov, con brazalete catalán y tableta en mano, la lía llamando "franquista" a Sáenz de Santamaría