Calleja en apuros (y entre risas) escalando: “Mejor lo vamos a dejar aquí...”