Una factura de más de 7.000 dólares por jugar al FIFA como 'regalo' de Navidad