Expulsan a un gamer profesional de su equipo por insultos racistas a un rival